Tres salsas elaboradas con licores perfectas para aderezar tus recetas

Los licores son uno de los recursos más interesantes para proporcionar algo de intensidad a las recetas de carne. Aunque siempre han estado presentes dentro de la gastronomía, lo cierto es que durante los últimos tiempos han adquirido una especial popularidad en el ámbito de la cocina doméstica. Los licores se emplean para agregar matices de intensidad a diversos tipos de recetas, aunque su aplicación es rotundamente superior en aquellas que cuentan con carnes y pescados. A continuación compartiremos contigo algunas de las recetas más deliciosas. Ten en cuenta que también pueden ser aplicadas para sazonar pasta o ensaladas.

Si no recurres a este tipo de elaboraciones con asiduidad, probablemente te sorprenda descubrir hasta qué punto pueden marcar una diferencia en los platos más clásicos. Afortunadamente, el mundo de los licores destaca por poseer una gran riqueza por lo que puedes acceder a diferentes variantes para experimentar y crear nuevos conceptos culinarios. Te recomendamos que eches un vistazo a establecimientos online especializados en su producción y distribución como Gourmet en Casa que, por ejemplo pone a su disposición Jagermeister online, uno de los licores más versátiles que puedes encontrar en el mercado.

Cómo preparar salsa de vodka para aderezar tus platos

Su aroma la hace especialmente interesante para aderezar recetas de pasta. Una vez que la pruebes, entenderás por qué.

Para prepararla necesitarás dos dientes de ajo, un cebollín, media cebolla, dos cucharaditas de aceite de oliva, una lata de tomates pelados, tres tomates picados, media taza de crema de leche, un cuarto de taza de vodka, una cucharadita de harina de trigo, otra de pimienta molida y sal al gusto.

El proceso de preparación es bastante sencillo. En primer lugar deberás poner una sartén a calentar. Una vez que haya alcanzado la temperatura deseada, agrega aceite de oliva y a continuación sofríe la cebolla picada, el cebollín y el ajo. Mantenlos durante un lapso de aproximadamente cinco minutos para que se dore.

El siguiente paso será agregar los tomates y aderezarlos con un poco de sal y pimienta. Cocínalo todo a fuego intermedio durante un período de aproximadamente diez minutos. Los siguientes ingredientes que deberás agregar son el vodka y la crema de leche. Homogeneiza el contenido ayudándote de tu espátula y deja que s haga durante cinco minutos más. En caso de que el resultado no tenga un cuerpo espeso deberás agregar un poco de harina mezclada con agua.

¡Y eso es todo! Ahora sólo te quedará verter tu salsa sobre tu pasta y disfrutar del resultado.

Salsa de vino y naranja: Perfecta para las recetas de pescado

Su sabor combina especialmente bien con platos con pescado. Te recomendamos que pruebes esta salsa con salmón.

Para elaborarla deberás contar con una cebolla morada triturada, cuatro ramas de tomillo, tres cuartos de una taza de vino blanco, una cucharadita de vinagre de vino blanco, otra de jugo de naranja, media taza de mantequilla sin sal y una cucharadita de ralladura de piel de naranja. No te olvides de la sal y la pimienta.

El proceso es también bastante sencillo. Pon tu sartén sobre el fuego y agrégale cebolla picada junto al jugo de naranja, vinagre, vino y tomillo. A continuación deberás llevar la solución al punto de ebullición. Mantenla durante el tiempo suficiente para que reduzca y una vez que lo haya hecho, reduce la potencia del fuego. Incluye una mantequilla y, por último, la ralladura de la piel de naranja y un poco de pimienta y sal.

¡Listo para servir!

Salsa de vino tinto y miel: Una buena apuesta para dar más sabor a las carnes rojas

Si estás buscando una buena alternativa para acompañar a tus recetas con carnes rojas a la plancha, esta es sin duda la mejor opción.

Para elaborarla deberás hacerte con quinientos mililitros de vino tinto, cincuenta gramos de cebolla blanca, cuatro cucharaditas de miel, doscientos gramos de azúcar, una cucharadita de paprika y un poco de sal.

Para hacerla tendrás que agregar el vino con los trozos de cebolla en el interior de una olla. Deja que se cocine a fuego lento durante un período aproximado de quince minutos. Una vez que se haya hecho deberás extraer la cebolla (pues ya le ha dado sabor) y en su lugar integrar la miel y el azúcar. Deja ahora que cocine a fuego lento a lo largo de unos veinticinco minutos. Espera a que el fondo de la olla comience a entreverse, cuando ocurra pruébala y si está a tu gusto podrás retirarla del fuego.

Como puedes ver, se trata de fórmulas con gran personalidad. Además, aunque están especialmente recomendadas para algunos tipos de receta puedes probarlas en diferentes platos porque son bastante versátiles. El reducido tiempo que lleva prepararlas y el toque inconfundible que proporcionan a las carnes y pescados merece la pena.  ¿Conoces alguna otra? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2022 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?