Todocarne: Resumen de noticias (Semana 45)

Carne De Vacuno, Raw, Ingrediente, Carne

Carne troceada

La carne de reses de lidia posee las máximas garantías sanitarias gracias a la inspección de los veterinarios

El toro de lidia sigue estando en el ojo del huracán constantemente, sufriendo todo tipo de ataques, desde legislativos, como la propuesta del Parlamento Europeo para que se quede fuera de la PAC, hasta los de los animalistas para prohibirlos. Y ahora le toca el turno a su carne, con insinuaciones que ha desmentido la Organización Colegial Veterinaria-OCV, asegurando que la carne de reses de lidia posee las máximas garantías sanitarias gracias a la inspección de los veterinarios.

La producción y comercialización de la carne de reses de lidia, ya sean procedentes de espectáculos y festejos públicos o de prácticas de entrenamiento, enseñanza o toreo a puerta cerrada, están reguladas por el Real Decreto 260/2002 de 8 de marzo, que dota a este producto de las máximas garantías sanitarias gracias a la inspección de veterinarios en salas de tratamiento específicas y cuenta, además, con un sello propio para diferenciarla de otras carnes.

El consejero de Asuntos Taurinos de la OCV, José Ramón Caballero de la Calle, considera que “quien tenga indicios de prácticas fraudulentas de este tipo, que pueden poner en riesgo la salud pública, debe denunciar los hechos ante la autoridad judicial o las fuerzas de seguridad por tratarse de un posible delito contra la salud pública”. De hecho, el citado Real Decreto alude en su artículo 9 a las posibles infracciones y sanciones derivadas de su incumplimiento. La solvencia y fiabilidad del sistema de seguridad alimentaria en España son incuestionables, gracias al trabajo riguroso de unos 10.000 veterinarios distribuidos por diferentes puntos de control de la cadena alimentaria, “que controlan la trazabilidad en todo momento, incluso en situaciones tan delicadas como la provocada por la actual pandemia”, concluye Caballero.

Fuente de la noticia: https://agroinformacion.com/

Ganado pastando

Unión de Uniones cree que reducir el consumo de carne no compensaría el aumento de las emisiones por la roturación de nuevas tierras para obtener más proteínas de origen vegetal

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en relación con la estrategia europea de metano adoptada el pasado 14 de octubre que coincide en el tiempo con la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo aprobada esta misma semana en Congreso de Ministros y a la que Unión de Uniones también ha presentado alegaciones, considera que ésta debe contar con objetivos realistas para poder ser abordados.

Unión de Uniones cree que para ello hay que fijar metas alcanzables. Lamenta que la estrategia de metano, enmarcada en el Pacto Verde europeo, plantee una reducción entre un 35% y un 37% de las emisiones de metano en 2030 con respecto a los niveles de 2005 y que se centre fundamentalmente en la ganadería.

Este objetivo, a juicio de la organización, representa una nueva criminalización que supondrá nuevas exigencias medioambientales al sector, que ya vive serios problemas de rentabilidad y que cumple un papel fundamental a nivel socioeconómico y medioambiental en las comunidades rurales europeas.

La organización estima que producir en Europa evitaría externalizar las emisiones ganaderas a países terceros menos eficientes medioambientalmente, algo a tener en consideración atendiendo al escenario de demanda creciente de carne que, según la FAO, se incrementaría en un 20% para 2050.

La estrategia, por su parte, contempla una serie de medidas para alcanzar dicho objetivo, como la implementación de prácticas basadas en tecnologías innovadoras de reducción del metano, la mejora de la alimentación animal o una gestión más eficiente de la reproducción, apoyando a su vez la investigación específica en materia de tecnología, las soluciones basadas en la naturaleza y los cambios en la dieta.

No obstante, Unión de Uniones destaca que no ofrece datos del efecto esperado de estas medidas y de sí sería suficiente para alcanzar los objetivos de la estrategia sin reducir significativamente la cabaña ganadera europea.

La organización señala que la reducción del consumo de carne, sin embargo, podría tener un limitado impacto a nivel medioambiental de acuerdo con estudios que podrían ser extrapolables como el realizado en Estados Unidos donde se reveló que si toda la población dejaba de comer carne, sólo se reducirían las emisiones en un 2,6 % en todo el país.

Unión de Uniones cree que la reducción de ingesta de carne no compensaría el aumento de las emisiones derivadas de la roturación de nuevas tierras. La FAO reconoce que el 70% de las tierras cultivables actuales en el mundo no son aptas para producir alimentos y sólo sirven para pastoreo.
La organización considera imprescindible, en primer lugar, evitar la criminalización del sector ganadero por parte de ciertos ámbitos y reclama el papel fundamental que tiene desde la perspectiva agroambiental y socioeconómica de las comunidades rurales españolas, europeas y mundiales.

 “Abordar el problema ambiental y climático al que nos enfrentamos como sociedad requiere de soluciones mucho más complejas, como aprovechar y potenciar la capacidad de sumidero de carbono de los suelos agrícolas y los pastos permanentes, que el simple hecho de dejar de consumir carne o limitar el número de vacas”, concluyen.

Fuente de la noticia: https://eurocarne.com/

Campo de cereal

La subida de los piensos compuestos deja al límite de su capacidad de resistencia a las explotaciones familiares ganaderas

El aprovisionamiento por parte de una potencia económica como China de una de las materias primas más importantes utilizadas para las formulaciones de los piensos compuestos como es la soja, es el argumento que se está utilizando para lo que parece una maniobra inminente de los fabricantes para subir los precios de la alimentación animal y poner en un situación límite a los ganaderos de Castilla y León a partir del mes de noviembre.

Son todos los subsectores ganaderos los que se verán afectados por este incremento en uno de los costes de producción más importantes en la cuenta de resultados de los productores. Recordamos que la ganadería de porcino absorbe alrededor de un 43% de todos los piensos compuestos producidos en nuestro país, seguida por los rumiantes (31%) y la avicultura (21%).

UPA muestra su enorme preocupación por la vulnerabilidad en la que se encuentran los ganaderos por las fluctuaciones de los mercados internacionales, y en este caso por las consecuencias que sobre la ganadería de Castilla y León va a tener la significativa subida del precio de la soja empleada en la alimentación animal. Y es que esta situación puede verse seriamente amenazada la viabilidad de un gran número de explotaciones ganaderas de esta región.

Fuente de la noticia: https://agroinformacion.com/

2 Comentarios
  1. erotik 3 semanas

    I am actually glad to glance at this weblog posts which includes tons of useful facts, thanks for providing these information. Corry Morrie Ludovick

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2020 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?