Todocarne: Resumen de noticias (Semana 37)

Canales de cordero

Las exportaciones de ganado ovino de España crecen en un 23% en el primer semestre del año

La venta de animales vivos sigue siendo una de las grandes salidas comerciales del sector ovino español. Después de que 2019 fuera un año de récord, en el presente año 2020 se están mejorando los datos del ejercicio anterior, al menos durante el primer semestre del año, que son las estadísticas que tiene actualizadas Datacomex, la base de datos de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

En el periodo de enero a junio del presente año, el número de ovinos exportados fue de 777.249 ejemplares, lo que significa un fuerte incremento del 22,9% respecto a los 632.497 animales que se habían exportado en el primer semestre de 2019.

Respecto a los países que compran más ovinos procedentes de España, Libia sigue siendo el principal destino, con un total de 235.625 animales, aunque se ha experimentado un ligero descenso en relación a 2019. Particularmente significativos son los datos de dos países de Oriente Medio, que han pasado de no comprar nada en el primer semestre del pasado año a cantidades muy importantes: Jordania (188.891) y Arabia Saudí (167.500).

También se han vendido 3.368 ejemplares a Líbano. En el ámbito europeo, Francia ha doblado prácticamente sus datos, con un descenso muy fuerte de Alemania. Los datos son los siguientes: Francia (76.398), Portugal (51.048), Alemania (23.950), Italia (22.459), Rumanía (7.698) y Andorra (311).

En el caso de las importaciones, que tradicionalmente son de menor cantidad que las exportaciones, en este caso se ha experimentado un aumento porcentualmente significativo, pero que no es demasiado importante en términos absolutos. Así, se ha pasado de 143.255 a 153.051 animales, por lo que ha subido un 6,8%.

Fuente de la noticia: https://eurocarne.com/

Hamburguesa

Carta abierta de diversas organizaciones europeas sobre los productos con nombres que imitan a los elaborados cárnicos

Con la participación del creciente número de empresas multinacionales en el mercado vegano en los últimos años, ha habido un impulso para denominaciones como “bistec”, “hamburguesa”, “salchicha”, etc, en imitaciones de carne y productos lácteos de origen vegetal. Esta comercialización de productos lácteos y no cárnicos puede inducir claramente a error a los consumidores de la UE al pensar que estas imitaciones son un sustituto “igual” de los originales.

“La sustitución es un concepto de marketing poderoso que puede asegurar a los consumidores que simplemente están reemplazando un producto por otro. Sin embargo, aunque están de acuerdo en que los productos vegetales pueden constituir una fuente de proteínas, ¡no pueden garantizar la misma ingesta nutricional que los productos animales que están tratando de imitar!.

Además, no podemos aceptar la representación de estos productos ultraprocesados ​​como opciones más saludables dado que a menudo tienen un alto contenido de aditivos, sal, azúcar y grasas. En esa dirección, los productores de imitación de carne y lácteos están presionando por un sesgo de comercialización que valora la forma sobre la sustancia”, aseguran las organizaciones.

Las denominaciones cárnicas están profundamente arraigadas en nuestra herencia cultural. Tocino, Jamón, Carpaccio, Bistec, Filete, Chuletas y Salami son denominaciones tradicionales que se han ido configurando a lo largo del tiempo por el arduo trabajo de agricultores y carniceros con grandes diferencias entre regiones, lo que las hace tan únicas. ¡Nadie necesita hoy explicar qué son estos productos o qué esperar al comprarlos!.

Esta es también la razón por la que estas denominaciones nunca han necesitado protección hasta ahora. Si protegemos nuestro patrimonio local y regional con Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) y Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) deberíamos ser coherentes y también proteger las denominaciones de bienes más comunes que también son resultado de nuestro patrimonio. Con el auge de la comercialización de productos similares, esta herencia común está en juego. La industria de la imitación se ha aprovechado de un vacío legal europeo para secuestrar estas poderosas denominaciones comunes a su favor.

El sector de los productos vegetales afirma ser creativo e innovador, pero también debería ser justo. Tienen, especialmente en el clima actual, la oportunidad de crear nuevos productos con nuevas denominaciones, ganar el reconocimiento de los consumidores y lograr el éxito financiero. “¿Cómo puede el grupo de presión basado en productos a base de plantas afirmar que no está engañando a los consumidores si señala que necesitan denominaciones de carne para transmitir información sobre la textura y el sabor de su propio producto?. Si un producto dice ser diferente de otro, debe tener su propio nombre o denominación. ¡Una industria que se esfuerza por convertirse en la corriente principal no necesita construir su gloria enfocando su marketing en productos existentes y en una lucha contra ellos!”, aseguran.

Para finalizar, constatan que “esto no es una lucha contra, sino un llamado al reconocimiento y respeto legítimos del trabajo de millones de agricultores y trabajadores del sector ganadero europeos. Mantienen vivas nuestras zonas rurales al tiempo que proporcionan a nuestros ciudadanos productos lácteos y cárnicos de calidad, disfrutados y consumidos por todas las generaciones como parte del patrimonio culinario europeo y una dieta equilibrada.

El marco legal que protege las denominaciones en el sector lácteo ha creado un ambiente vibrante y ha llevado a la certeza en las relaciones con los consumidores. Por eso no solo queremos que esto esté protegido, sino que también se extienda el mismo nivel de protección a todos los demás productos pecuarios.

Por las siguientes razones, los representantes de la cadena ganadera europea instan a los eurodiputados a defender la enmienda original adoptada en abril de 2019 y a no aceptar ningún compromiso al respecto. No podemos comprometer el derecho de los consumidores a tener información confiable sobre las características y aspectos nutricionales de los productos que compran”.

Enlace dela noticia: https://eurocarne.com/

Cartera, Tarjeta De Crédito, En Efectivo

Cartera, tarjeta De Crédito, en Efectivo

Los niveles de impago comercial crecen un 16% en el segundo trimestre del año según Crédito y Caución

El comportamiento del Índice Crédito y Caución de Incumplimiento muestra un incremento interanual de los niveles de impago en España del 16% en el segundo trimestre de 2020. El Índice de Incumplimiento, elaborado por la aseguradora de crédito líder del mercado español, señala el signo y la intensidad de la evolución de los impagos que sufre el tejido empresarial ante el entorno económico.

La evolución del indicador en los siguientes trimestres de 2020 estará muy condicionada por la duración e intensidad de la pandemia de Covid-19, su impacto sobre los flujos de caja, las cadenas de producción y la actividad comercial y los efectos de las medidas extraordinarias de acceso a la liquidez del tejido empresarial.

Las previsiones actuales señalan que las insolvencias empresariales en España sufrirán un empeoramiento en 2020 y la información recibida desde distintas fuentes confirma el deterioro de los niveles de impago en el crédito comercial, en frecuencia e intensidad, por las tensiones de tesorería del tejido productivo. En este contexto inédito, el seguro de crédito está respondiendo con proporcionalidad al cambio de escenario económico, aportando elementos de protección del crédito comercial a clientes a sus asegurados.

El peor comportamiento de Índice Crédito y Caución de Incumplimiento desde que comenzó a elaborarse se registró en 2008, cuando los niveles de impago soportados por el tejido empresarial se multiplicaron por tres. A lo largo de la última década, este índice ha mostrado un comportamiento de dientes de sierra fruto de diversos factores, como la evolución del entorno de negocio, el acceso a la financiación bancaria y la prudencia en la gestión del crédito al cliente en el B2B.

Tras la mejoría encadenada de los niveles de impago en 2009 y 2010, fruto en gran medida de una mejora general en la selección del riesgo, el comportamiento de índice registró una nueva fase de empeoramiento en 2011 y 2012. El ciclo de mejora entre 2013 y 2015 estuvo muy vinculado a un intenso incremento de la actividad comercial. A partir del segundo trimestre de 2016, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un cambio de signo hacia el suave empeoramiento que ha sido la tónica de los últimos años.

Fuente de la noticia: https://eurocarne.com/

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2020 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?