Resumen semanal de noticias 05/01 (Semana 01)

Los retos legales de 2020 para la industria alimentaria

Las nuevas regulaciones que vislumbrará el nuevo año

La regulación alimentaria en el ámbito comunitario se centrará en tres grandes áreas.

El primero será el control oficial, con especial atención a las posibles medidas legislativas vinculadas a la lucha contra el fraude alimentario, derivadas de la entrada en vigor del Reglamento 625/2017 que es de aplicación desde el pasado 14 de diciembre de 2019.

El segundo ámbito de actuación será la información al consumidor, donde el Reglamento 1169/2011 seguirá desarrollando nuevas disposiciones. Un ejemplo será una futura regulación sobre el origen de los productos cárnicos, más allá de lo legislado en 2013 y de la aplicación del Reglamento 775/2018, a partir del 1 de abril de 2020.

Finalmente, la UE también tratará la evolución de los parámetros habituales de control como los contaminantes, los límites máximos de residuos de plaguicidas y los controles microbiológicos, entre otros factores.

Regulación de plásticos

Por otra parte, Ainia también prevé posibles medidas legislativas vinculadas a los materiales en contacto con los alimentos, tanto en el ámbito nacional y autonómico, en conexión con la Directiva 904/2019 de plásticos de un solo uso; así como con otros elementos directamente relacionados con los materiales y las medidas que puedan plantearse para minimizar su impacto ambiental.

Además de estas medidas, no hay que descartar la evolución de otras cuestiones legales, relacionadas con nuevos alimentos, ampliación de contaminantes objeto de control, modificaciones sobre aditivos alimentarios o el control sobre las sustancias medicamentosas que se emplean en productos de origen animal.

Enlace de la noticia: https://www.revistainforetail.com/noticiadet/los-retos-legales-de-2020-para-la-industria-alimentaria/d252bec318c6b2963882693d539eb93c

Un Brexit con acuerdo certifica la fortaleza del sector agroalimentario español de cara a 2020

El sector agroalimentario mejorará su posición tras el Brexit con acuerdo, analizados los resultados de los últimos años. Teniendo en cuenta que la incertidumbre de años anteriores repercutió negativamente sobre los productos españoles con una merma de las exportaciones -y un empeoramiento de las condiciones de las mismas como precios y tiempos de cobro- que se ha traslucido también en los primeros nueve meses de 2019, una proyección para 2020 permite augurar la mejora del sector en general.

Tomando el dato base como la del aumento exportador en el último periodo, un Brexit con acuerdo mejorará sustancialmente las exportaciones en productos cárnicos, lácteos y huevos; productos pesqueros; azúcar, café y cacao; y grasas y aceites, mientras que sectores como bebidas y frutas, hortalizas y legumbres registran un cierto descenso. Con todo, el año 2020 comportará un aumento del 1,02% de las exportaciones del sector, que consolida su crecimiento y se recupera de las incertidumbres del pasado.

Cabe recordar que un Brexit sin acuerdo llevaba a una situación preocupante a las exportaciones agroalimentarias españolas que podían caer en un 5,4% que implicaba la pérdida de miles de puestos de trabajo y que incidiría directamente en entornos económicos territoriales.

Enlace d la noticia: https://agroinformacion.com/un-brexit-con-acuerdo-certifica-la-fortaleza-del-sector-agroalimentario-espanol-de-cara-a-2020/

Tristeza y desamparo en el sector ganadero

Entrevista realizada a Fernando Gutiérrez / Ganadero de vacuno de Quintana del Puente

La tristeza se nota en el sector ganadero cuando finalizamos 2019. Los ganaderos no podemos evitar esta sensación de pena debido a los constantes y gratuitos ataques que sufrimos por parte de una sociedad cada vez más influenciada por un sector supuestamente ecologista pero que no responde más que a un nuevo modelo de negocio, pues no es la ecología ni la razón lo que rige dichos ataques. Hoy en día queda muy “cool” culpar a los ganaderos de todos los males mientras señores que viajan en jet privado y que como profesión tienen quemar neumáticos y gasolina se llenan sus bocas en decir que lo animal está destruyendo el planeta. Todo sea por promocionar su negocio.

Pero esa sensación de tristeza se agrava por la indefensión del sector ganadero por parte de las Administraciones pues de ellas depende el control del cumplimiento de las estrictas normativas europeas y nacionales en cuanto a salud pública, medio ambiente, sanidad y bienestar animal.

Cuando se acusa a la carne roja de ser posible causa de cáncer nuestro Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social no tiene a bien explicar a la sociedad que pueden estar absolutamente tranquilos porque todos los productos de origen animal están sometidos a estrictos controles que garantizan la salud del consumidor y que un gran plantel de veterinarios y médicos se encarga de velar porque la “estricta” normativa se cumpla y así defender a un sector que produce alimentos con total garantía.

Cuando los informativos nacionales se inician con titulares diciendo que hay que dejar de comer hamburguesas para salvar el planeta nuestra ministra para la Transición Ecológica no tiene a bien trasladar a los ciudadanos en general que la normativa europea en temas medioambientales es mucho más estricta que en el resto del planeta, que una legión de inspectores, agentes medioambientales, guardias civiles del SEPRONA y múltiples funcionarios se encargan de velar que se cumpla imponiendo sanciones ejemplares a quien la incumple y dejar claro que sí cumplimos la normativa que se nos pide. ¿Por qué culpar al sector ganadero? Señores ministros, consejeros, políticos en general, tranquilicen a la sociedad y no permitan que se culpe a un sector por cumplir en plenitud la normativa vigente.

Y por último, se culpa al sector de maltrato animal. Al igual que con el medio ambiente, la normativa europea de bienestar animal es infinitamente más estricta que ninguna otra en el mundo y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ni se molestan en que aparezcamos en el nombre- es el encargado de que se cumpla y también debería encargarse  de defender un sector que depende directamente de él, poner en valor el buen hacer de los ganaderos junto con el sector veterinario, que es quien hace cumplir y desarrollar rutinas para el perfecto cuidado de los animales, animales que son el centro de vida para los ganaderos, que los cuidan como si fueran parte de su familia.

En resumen, junto a la tristeza y a una sensación de congoja y desesperación los ganaderos nos sentimos tremendamente desamparados por los respectivos ministros, consejeros y políticos con cierta responsabilidad agraria. Debemos dar un golpe en la mesa para defender a unas personas cuya única culpa es ser ganaderos o, lo que es lo mismo, productores de alimentos de máxima calidad.

Por tanto, señores políticos, cumplan con su responsabilidad y cuenten la verdad a la sociedad. Digan que los ganaderos cumplimos estrictamente la normativa más garantista del mundo y que una legión de funcionarios se encargan de verificar que lo hacemos correctamente. Digan que la ganadería está siendo agredida gratuitamente y posiciónense de nuestro lado de una vez porque recuerden lo que les digo: nos echarán de menos cuando no estemos.

Enlace de la noticia: https://agroinformacion.com/tristeza-y-desamparo-en-el-sector-ganadero/

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2020 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?