Noticias Todocarne (Semana 27)

Carne, Alimentos, Carne De Vacuno
El sector cárnico ilustra a Alberto Garzón
La respuesta de la industria a las acusaciones del ministro de Consumo
El sector ganadero-cárnico ha respondido a las recientes acusaciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en las que anima a la población española a reducir el consumo de carne aludiendo motivos relacionados con la salud y el medio ambiente.
En una carta firmada por seis organizaciones interprofesionales (Asici, Avianza, Intercun, Interovic, Interporc y Provacuno), acusan al ministro de “irresponsable” por utilizar los datos “de forma interesada” y muestran su preocupación ante el hecho de que un ministro del Gobierno de España enarbole una serie de afirmaciones “erróneas o desenfocadas”.
“Las seis Organizaciones Interprofesionales firmantes queremos manifestarle el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos a los que representamos, ante la campaña suscrita por usted mismo y el Ministerio del que es titular, en la cual difama al conjunto del sector ganadero-cárnico”, recoge la misiva.
En este sentido, los firmantes responden punto por punto a las acusaciones vertidas por Garzón contra la industria cárnica. “Cuando asegura que el consumo excesivo de carne ha conllevado el aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes e, incluso, de algunos tipos de cáncer, debe saber que todos los indicadores internacionales reflejan que el patrón de dieta y de estilo de vida de nuestro país es de los más adecuados del mundo, ofreciendo perfiles que sitúan a España a la cabeza mundial”.
De hecho, España es el país más saludable del mundo, el que cuenta con mayor esperanza de vida y cuyo índice de incidencia de cáncer se sitúa muy por debajo de la media de todos los países de la OCDE.
“Cuando asegura que para producir un kilo de carne se requieren 15.000 litros de agua, debe saber que el 90% del agua que se atribuye a la producción de carne es ‘agua verde’, procedente de la lluvia, que seguiría cayendo en caso de desaparición de los animales. Solo un 10% corresponde a ‘agua azul’ y ‘agua gris’, una cantidad inferior a la de muchos cultivos vegetales”, explica la carta.
En respuesta a la acusación de que el 14,5% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de la ganadería, la industria recuerda que la producción de ganado y estiércol representan solo el 5,8% de las emisiones.
Además, asegura que la energía, ya sea en forma de electricidad, calor, transporte o procesos industriales, representa la mayoría (el 74%) de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El sistema alimentario mundial, que abarca la producción y los procesos posteriores a la agricultura, como el procesamiento y la distribución, representa el 26% restante de las emisiones. Y de ese 26%, la ganadería y la pesca representan solo una tercera parte.
“La intensidad de las emisiones (CO2 eq/kg de carne) varía entre las diferentes áreas del mundo. En nuestro entorno (Europa del Oeste) tenemos una de las intensidades de emisión más bajas del mundo (FAO, 2017). Nuestros sistemas productivos son más eficientes en el uso de los alimentos, en el manejo y en la sanidad animal. Por eso producimos menos emisiones por unidad de producto final”, señala la carta.
Asimismo, invitan al ministro a recordar que en España, la producción ganadera de carne representa únicamente el 7,8% del total de emisiones de GEI del país. Por el contrario, el transporte supone el 27% de esas emisiones, seguido por la industria con un 19,9%, la generación de electricidad (17,8%), el consumo de combustibles (8,5%) o los procesos industriales y uso de otros productos (8%).
Antibióticos
Finalmente, la industria también ha querido responder a la afirmación de Garzón de que “el abuso de antibióticos pone en peligro su eficacia tanto para los animales como para los humanos”. En este sentido, el sector cárnico recuerda que el uso de antibióticos como promotores de crecimiento de los animales de granja está prohibido desde 2006.
“Solo a veces, como ocurre en el caso de los humanos, es necesario tratar a los animales destinados a la producción de alimentos para curar alguna enfermedad bacteriana. El uso responsable de medicamentos garantiza el bienestar de los animales, y que los alimentos que de ellos se derivan sean sanos y seguros”, añade.
La normativa europea regula qué medicamentos y cómo se pueden emplear para tratar a los animales. Así, solo se pueden usar los medicamentos que han sido autorizados tras haber sido sometidos a una evaluación de riesgo con base científica y resultado favorable.
“Así lo ha confirmado también la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) indicando que España redujo un 13,6% las ventas de antibióticos veterinarios en 2019, siendo una reducción del 58,8 % entre 2014 y 2019”, reza la carta.
Fuente consultada: https://www.revistainforetail.com/
Empresario, Fundación, Financiación
El director general de la Industria Alimentaria subraya que la reforma de la ley de la Cadena es una gran oportunidad para generar valor 
José Miguel Herrero, director general de la Industria Alimentaria, ha destacado que la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, actualmente en tramitación parlamentaria, constituye una gran oportunidad  para generar valor en todos los eslabones que la forman y que  con la nueva regulación se eliminarán las malas prácticas y abusos entre operadores.

Herrero ha participado en la tercera edición de la Universidad de Verano que organiza Mercabarna con la colaboración de la Universidad Pública de Calatuña, con una ponencia titulada “Oportunidades y retos ante la reforma de la Ley 12/2013 de la Cadena Alimentaria”. En su intervención ha asegurado que el objetivo de la norma es “proteger al eslabón más débil, que siempre ha sufrido los vaivenes del mercado y que es necesario que tenga una justa retribución por lo que produce”.

El director general de la Industria Agroalimentaria ha destacado que en los peores momentos de la pandemia, durante el confinamiento en los domicilios, no solo se puso de manifiesto la robustez de la cadena alimentaria, sino que también recuperamos el valor de los alimentos, algo que habíamos perdido durante la última década, y que es objetivo clave de la política alimentaria del MAPA.
La reforma de la ley de la Cadena Alimentaria permitirá incorporar al derecho español la Directiva 2019/633 de la Unión Europea sobre prácticas comerciales desleales. Además, con la nueva ley se pretende generar valor a lo largo de la cadena, blindar los costes de producción, impedir banalizar el producto con determinadas promociones y dotar de herramientas eficaces al eslabón más débil para una negociación en igualdad de condiciones.

Herrero ha señalado que junto con estas reglas establecidas en la ley, el sistema de vigilancia y control y el régimen sancionador van a permitir configurar un sistema que genere confianza. Con esta reforma también se  refuerza el papel y la importancia de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) como autoridad de control nacional.

En su intervención, el director general de la Industria Agroalimentaria ha    comentado que la pandemia ha cambiado nuestras prioridades. Ahora los ciudadanos primamos más la salud, nuestro tiempo, el medio ambiente y el placer gastronómico, y todo ello va a condicionar nuestra forma de consumir, lo que tendrá repercusiones para el conjunto del sector agroalimentario.

Fuente consultada: https://eurocarne.com/
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2021 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?