En este enlace podreis escuchar la colaboración realizada en Onda Agraria. La colaboración comienza en el minuto 8:20. Os invitamos a escuchar el programa entero:

COLABORACIÓN EN ONDA AGRARIA

El trato de ganado es uno de esos oficios que con el paso de los años han desaparecido de nuestros pueblos.

La profesión de tratante consistía en la compra y venta de ganado, llevar los animales al matadero cuando eran para carne o a otros mercados para su reventa. El trato se cerraba con un apretón de manos, y si alguno faltara a su palabra podía ir dejando el oficio.

Mercado de ganado

Para ser un buen marchante o tratante había que tener poder de persuasión y saber apreciar la calidad del ganado sin mostrar interés. Solía ser oficio familiar que se transmitía de padres a hijos como si de una herencia se tratase.

Marchante eligiendo el ganado

 Hacia los tratantes había una especie de admiración y respeto y hasta su indumentaria era característica: blusón negro, sombrero o gorra y cayada.

Hay algo de aquel oficio que aún se mantiene en nuestros días, y es el Redaño, y ahora sabréis porque.

Se denomina así a una membrana grasa, lisa en forma de redecilla, que envuelve el estómago de los mamíferos. También se conoce con el nombre de Crepineta o velo. Todos lo conocemos por recubrir la piel limpia de los corderos de 6 semanas de edad, o lo que es lo mismo las canales de cordero lechal o lechazo.

Rebaño realizando “La trashumancia”

El origen de esta forma de diferenciar  las edades del cordero con este velo blanco, está arraigada a la “La Trashumancia”.

En ese movimiento del ganado buscando tierras más fértiles se producían partos .Estos partos en medio el campo y con unas temperaturas tan cambiantes suponían un problema para el recién nacido .Cuando una oveja da a luz, el cordero sale envuelto en la bolsa amniótica. Esta bolsa mantiene todavía la misma temperatura del interior del vientre de la madre .Una vez había acabado el parto, el pastor, para evitar que el cordero que había nacido a la intemperie pudiera enfermar, recubría al recién nacido con algo de dicha bolsa para mantenerlo en calor el mayor tiempo posible.

Dicha bolsa seguía pegada en la lana del animal bastante tiempo, y en la mayoría de las ocasiones servía, en los mercados del ganado, para diferenciar las edades de los corderos según el deterioro de la misma.

Es este velo en el que se fijaba el marchante para calcular el valor del cordero. Ya que el cordero lechal es el más apreciado.Había casos en que el pastor llevaba cordero pequeños al mercado pero si no llevaban el redaño en su lana quería decir que era un cordero enfermo, y tenía más de 6 semanas de edad.

Cordero lechal con redaño

Por esa razón a las canales de cordero lechales se les recubre, en lugar de la bolsa amniótica, con el tan apreciado redaño, que sirve de traje de presentación de nuestro tan valorado y apreciado  “Cordero lechal o Lechazo.”

Quisiera recordar, y que esta publicación sirva de homenaje, a mi tío Francisco Álvarez Pérez, o Fraquito como lo conocía todo el mundo. Fue un marchante de ganado muy conocido y querido en las provincias de Granada, Jaén y Almería.

Fuentes consultadas: www.ondacero.es (Onda Agraria),www.todocarne.es (Características del ganado)

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?