Hace poco que organice una reunión con mi equipo para valorar , y mejorar la forma de tratar a los clientes que nos visitan a diario.

Antes de exponerles ningún dato, les invite a que leyeran lo que para mi es un cliente.

Cual fue mi sorpresa cuando a tod@s,al acabar de leer, les aparecio una sonrisa en su cara y me indicarón que ellos tambien pensaban lo mismo que yo.

En ese momento acabo la reunión,y no os podeis ni imaginar el cambio de aptitud que proboco esta lectura. Os invito a vosotros tambien a leerla, y a compartirla con todo el que querais:

¿QUE ES EL CLIENTE?

El cliente es la parte más importante de nuestro trabajo diario, ya que todo esta enfocado en que la visita, que todos los días nos hacen nuestros clientes,  sea lo más satisfactoria en todos los aspectos.

Recordar que el cliente viene a nuestra casa y no al contrario, como sucede en muchos otros lugares donde también compran. Necesitamos que se sientan como en su casa. Para que esto suceda tenemos que tener en cuenta un punto que a veces pasa desapercibido ,y que es aún más importante que el trabajo que realizamos a diario en nuestra zona de trabajo: Hablamos  de la “Atención al cliente”.

Tenemos que ver esta función como la más importante de todas las que desempeñamos a lo largo de nuestro turno de trabajo. Desde que vemos a un cliente en nuestro negocios, departamentos u otros, debemos pensar si necesitan de nuestra ayuda.

Con un buenos días o buenas tardes, y una sonrisa en nuestra cara es suficiente para que el cliente que necesite ayuda nos la transmita y podamos resolver todas sus dudas. Es el primer paso para conseguir la excelencia en nuestra atención al cliente.

Los siguientes pasos son estos:

  1. Para el cliente tú marcas la diferencia.
  2. Solo hay una forma de satisfacer al cliente, darle más de lo que pide.
  3. Cuidar nuestro lenguaje no verbal. Empleado insatisfecho genera clientes insatisfechos.
  4. El juicio general sobre la calidad del servicio prestado la hace el cliente y un fallo hace que se distorsione el juicio final del servicio prestado en todo el centro de trabajo.
  5. Convierte las quejas en oportunidades para mejorar. Para aprovechar estas oportunidades que nos brindan nuestros clientes, a diario, con una pregunta es suficiente: ¿necesita algo?
  6. Cuando se trata de satisfacer al cliente, en todo lo que necesite, debemos de ser un equipo.

Al final debemos de sacar una conclusión de todo el trabajo que realizamos, y el que aún podemos realizar a diario, con las miras puestas en mejorar la compra de nuestros clientes en nuestro centro de trabajo.

Con todo esto, estoy seguro que conseguiremos la mejor recompensa por parte de nuestros clientes, y que se resume en una expresión que a todos nos gusta escuchar:

“GRACIAS POR TODO”

                                                                                                

                                                                           Autor: Juan Carlos Martínez Alvarez “Todocarne.es”

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Todocarne.es

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?