OVINO

La práctica desaparición de la demanda sigue impulsando en estas primeras semanas de enero el precio del ganado ovino a la baja, especialmente el de los corderos lechales, cuya marcha refleja fielmente la situación de falta de consumo del mercado local. A modo de compensación, por esta coyuntura contraria a los intereses de los ganaderos, se cita una disponibilidad muy corta de estos animales, cuya oferta, es necesario destacar, se redujo en nuestra comunidad durante la campaña navideña fruto de los rigores de la sequía en torno al 20%. Los animales de mayor peso, los preferidos de los mercados exteriores, atenúan las bajadas de semanas atrás gracias al incipiente regreso de sus compradores.

VACUNO

El descenso del consumo interno de carne de vacuno, que acontece puntualmente todos los años en el mes de enero, no es suficiente razón por ahora para reducir los precios de lonja de las canales de vacuno. Las ventas de diciembre fueron muy dinámicas y el sector comercializador se ve ahora obligado a recomponer sus existencias. Una circunstancia que atenúa momentáneamente las dudas que se ciernen sobre las terneras cruzadas. Por su parte, los machos siguen contando con unas ventas a la exportación activas, por lo que disfrutan de un panorama algo más despejado.

PORCINO

La repetición llega esta semana hasta los precios del ganado porcino de una forma que podemos juzgar como transitoria, ya que los condicionantes de mercado siguen señalando claramente la dirección bajista. En principio, el exceso de oferta generado tras las navidades no ha desaparecido totalmente, aunque a juzgar por el nivel de los precios y la elevada actividad de matanza que se registrará a partir de ahora, no deberá durar muchas semanas. Mayores dudas, sin embargo, genera el mercado de la carne, que debe enfrentarse al descenso de la demanda que se registra en todo el continente europeo, y a la retirada de los compradores de terceros países. El elevado valor del euro, en un contexto comercial de precios bajos, dificulta la salida de canales y despieces, que los mataderos optan por congelar gracias a un precio del cebado favorable.

La tendencia alcista se prolonga en los precios de los lechones para cebo, debido a una oferta nacional limitada por el sacrificio de estos animales en la campaña navideña, cuya falta coincide ahora con el aumento de las necesidades de los cebaderos. La mala situación del mercado del cebado, y la llegada de animales de importación holandeses desviados de un mercado alemán atenazado por los descensos y las dudas, servirán al menos para que la demanda intente la estabilización a corto de las cotizaciones.

CONEJOS, AVES Y HUEVOS

El mal comportamiento del consumo, habitual en todos los meses de enero, y la competencia creciente con otras carnes, que también rebajan sus precios, obligan a reducir por segunda semana consecutiva la cotización de lonja del kilo en vivo de conejo cebado.

El mercado de la carne de pollo se muestra equilibrado gracias a una oferta ajustada por la meteorología y a una demanda que necesita recomponer sus existencias después de la campaña navideña.

El mercado de los huevos acusa la disminución de los pedidos para la exportación procedentes de los países europeos afectados por la crisis alimentaria del fipronil, cediendo a nuestro consumo interno el gobierno en solitario de la demanda. Además de este descenso de las ventas al exterior, el sector registra un aumento del censo de aves productoras consecuencia de la coyuntura de elevados precios vivida en los meses pasados.

 

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?