OVINO

El mercado de la carne de cordero se despide del mes de mayo con una repetición generalizada de sus precios, después de que las exportaciones le permitieran anotar la primera subida del año en los corderos lechales y recuperar casi el nivel perdido de entrada en el actual ejercicio en los tipos pesados. La gran actividad vivida en los mercados de exportación contrasta con el mal comportamiento de la demanda interna, que debería reaccionar positivamente a la meteorología anormalmente calurosa de esta primavera y, por supuesto, al cambio de mes, cuya influencia en las compras domésticas es, bajo la teoría de mercado, siempre positiva.

VACUNO

La demanda nacional de carne de vacuno se muestra, además de muy apática, con escasos síntomas de experimentar una variación positiva a corto plazo, mientras que las ventas a la exportación siguen desarrollándose bajo una gran actividad. Fruto de todo ello, y a pesar de que la posición comercial varía enormemente según nos refiramos a machos o hembras, los precios se prolongan sin variación apreciable. En el mercado de la recría, las operaciones se ven limitadas por el elevado precio que han adquirido las reses para cebo, una circunstancia que obliga a los ganaderos a actuar con prudencia, sin perder nunca de vista sus necesidades y un calendario complicado.

PORCINO

El desequilibrio existente entre oferta y demanda, que penaliza la actividad de los mataderos en cuanto que reduce la disponibilidad de animales cebados, se espera se agudice en las próximas semanas y, en consecuencia, la actual tendencia alcista en los precios deberá prologarse todavía algunas semanas más. A los rigores meteorológicos de este verano adelantado se le une la necesidad de sacrificar animales de peso elevado, tal y como demandan los mercados de exportación y, en consecuencia, el número de cerdos sacrificado semanalmente se mantendrá todavía en fase descendente. Las ventas de carne a los mercados asiáticos, imprescindibles para equilibrar el balance entre oferta y demanda, se verán a su vez amenazadas por la creciente competencia de otros orígenes, que ganan competitividad gracias a la fortaleza relativa del euro. Por fortuna, la demanda de los mercados internos, avivada por el calor, debe compensar en parte esta pérdida de destino comercial.

El mes de mayo ha asistido a un cambio de tendencia en la evolución de los precios de los lechones para cebo, que desde el pasado mes de septiembre permanecían anotando subidas. Se mantiene el desequilibrio entre oferta y demanda, responsable máximo de esta situación, así que la causa de que se hayan producido descensos durante las 3 últimas semanas responde más a una actuación de los cebaderos, más pausada y meditada, que a un cambio estructural del mercado.

CONEJOS, AVES Y HUEVOS

El mes de mayo finaliza en el mercado de la carne de conejo con un resultado desfavorable, al haberse anotado a su comienzo un descenso de 0,10 €/kilo que ha sido imposible de recuperar. Para complicar aún más las cosas, se anuncia a comienzos de junio la llegada de nuevos descensos, que contravienen el influjo positivo que sobre el consumo traen los cambios de mes.

Amplia subida en el precio de los pollos cebados que le permite escalar hasta su nivel máximo en lo que llevamos de año. La demanda se mantiene en fase de crecimiento, mientras que en las granjas el calor recorta su oferta.

Los huevos anotan esta semana, con la única excepción del ajuste aplicado a los medianos, la repetición en todos sus precios. La demanda interna opera con estabilidad, mientras que las exportaciones descienden de forma apreciable.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?