Ovino

La debilidad que muestra la demanda interna, frente a una disponibilidad de corderos lechales que va en aumento, impone un descenso en el mercado de la carne de ovino, que esta semana se centra exclusivamente en los animales ligeros. Los tipos pesados mantienen a duras penas sus precios, inmersos en una coyuntura que poco a poco va acercándose también a las bajadas. Para corregir este declive sería necesario primero un aumento del consumo, tanto a escala interna como en la exportación. En ambos casos, esta necesidad aducida por los comercializadores pasa inevitablemente por el descenso de los precios.

Vacuno

Los precios del ganado vacuno se prolongan invariables una semana más, tanto en lo que se refiere a las hembras como a los machos cruzados. La disponibilidad de terneras se ajusta a una demanda interna que se mantiene en cifras elevadas gracias la meteorología del comienzo de la primavera, mientras que los machos permanecen atentos a los mercados de exportación.

Frente a esta estabilidad de los precios del ganado de color, los terneros frisones avanzan apoyados en unas ventas internas y al exterior muy animadas. Contrastando con esta situación de relativa tranquilidad en el ganado para sacrificio, el de reposición sigue una semana más con precios al alza, resultado de una oferta escasa, que coincide, como hemos visto, con un momento de buenas salidas a la exportación.

Porcino

La estabilidad en los precios, que alcanzan su cuarta semana de repetición consecutiva, sigue siendo el aspecto más importante de cuantos intervienen en el mercado del porcino en nuestro país. Una situación que se produce a la vez que el peso medio de los cerdos sacrificados crece, lo que en otros  momentos y bajo otras circunstancias sería una señal inequívoca de exceso de oferta. Actualmente, los ganaderos que disponen de animales con peso suficiente para su sacrificio los retienen, alargando sus ciclos de cebo, forzados por un valor de los lechones muy alto y aconsejados por unas cotizaciones del ganado cebado estabilizadas y firmes tras el avance de marzo.

El precio de los lechones para cebo, pese a las últimas cinco semanas de machacona invariabilidad, mantiene una trayectoria alcista que se remonta al mes de noviembre, cuando se anotó un nivel mínimo de 33 €/unidad. Una subida del 70% en cuatro meses, que es resultado de la inferioridad de la oferta frente a la demanda. Un vacío que de forma parcial cubren los lechones holandeses, unos animales que también son demandados en otros mercados europeos.

Conejos, aves y huevos

Los precios de lonja de la carne de conejo se mantienen estables una semana más, favorecidos por el desequilibrio cada vez más amplio entre una oferta ajustada y una demanda que se espera avance de la mano de una meteorología más primaveral.

Permanece la estabilidad en el sector de la carne de pollo gracias a una producción que aumenta de forma poco apreciable y una demanda que conserva una gran dosis de dinamismo debido a unos precios atractivos para el consumidor final.

Era cuestión de tiempo, una vez superada la crisis alimentaria que alentó nuestras exportaciones hacia el mercado europeo, que los precios de los huevos regresaran al nivel que ostentaban previamente a ella en el mes de agosto. Por desgracia para los ganaderos, el lento declive que experimentan los precios desde finales del año pasado, y que se ha agudizado en esta semana, tiene aún posibilidades de prolongarse.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?