Ovino

El sector del Ovino español afronta en estas semanas varias amenazas: por un lado, las provenientes de la demanda para exportación de animales pesados con destino a los países musulmanes del Mediterráneo, que se disponen a celebrar el Ramadán, y cuyo retraso incrementa el nerviosismo de los ganaderos dedicados a esta actividad. Por otro, la creciente competencia que la producción de los países del Este europeo, especialmente Rumanía, desarrollan para participar de nuestros destinos de exportación. Por ahora este nerviosismo no hace mella en nuestras cotizaciones, y todo queda como estaba, a la espera.

Vacuno

Los precios de las canales de vacuno quedan estables una semana más bajo un ambiente de tensa espera, en el que se suceden las presiones alcistas de los ganaderos por ver avanzar las cotizaciones y las dudas de la demanda, que esperan la llegada de los pedidos de los países de Oriente Medio y así afianzar definitivamente su posición. Mientras tanto, tal y como se esperaba, la oferta va aumentando de manera estacional, aunque por ahora sin consecuencias sobre las cotizaciones, gracias a un consumo interno que sigue ofreciendo unas cifras favorables. Frisones y machos cruzados disfrutan de un panorama muy despejado, mientras que las hembras cruzadas, a remolque de los machos y de la demanda interna, operan con algo más de debilidad.

Consecuencia de la bonanza por la que trascurre el mercado de las canales de vacuno, el sector de la recría se tensa de nuevo, y anota subidas en casi todas las lonjas y tipologías de ganado.

Porcino

Otra semana más de estabilidad en el mercado del porcino, que acumula ya cinco consecutivas de repetición, bajo una coyuntura de aparente estabilidad en la que se echa en falta el empuje que el año pasado le proporcionaban las exportaciones a China. Oferta y demanda parecen equilibradas, o al menos eso es lo que se puede deducir de un peso medio al sacrificio casi estable durante todo este mes. Un ambiente de relativa tranquilidad que contrasta con las dudas que se ciernen cada vez más sobre el mercado de la carne. Afortunadamente, la primavera se abre paso en todo el continente, animando las ventas interiores, y de nuevo las dudas se dirigen hacia la exportación. El elevado valor del euro, la caída de los precios en China, pero también en el resto de los mercados asiáticos, que disponen ahora de la oferta norteamericana rechazada por los aranceles chinos, siembran de dudas el futuro.

Han trascurrido 27 semanas, algo más de medio año, desde que en octubre de 2017 se anotara el que hasta esta semana era el último descenso en el precio de los lechones para cebo, y aunque el desequilibrio entre oferta y demanda, responsable de este largo periodo de precios al alza aún sigue acechante, un menor interés de los ganaderos de cebo y una presión más efectiva sobre la oferta han hecho aparecer, después de mucho tiempo, el signo negativo en los precios.

Conejos, aves y huevos

El incremento estacional de la producción y el mal comportamiento de la demanda de carne de conejo hacen regresar de nuevo el signo negativo en los precios de lonja, después de cinco semanas de estabilidad.

Tras casi un mes de precios inamovibles en los pollos cebados, la semana finaliza con un leve ajuste alcista de 1 céntimo en el kilo en vivo de estas aves. La mejoría del consumo parece ser la razón de más peso para este incipiente cambio de tendencia.

El severo ajuste bajista aplicado en la semana anterior en los precios de los huevos deja paso libre en esta pasada a la repetición generalizada en todas las lonjas y gramajes.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?