OVINO

Los efectos positivos que sobre las ventas a la exportación ha traído la celebración del Ramadán van poco a poco diluyéndose en el mercado de la carne de cordero, configurando una nueva coyuntura en la que el consumo interior irá ganando relevancia. El aumento de la demanda, tanto en las zonas turísticas como en las de interior, deberá asentar unos precios que si en estas semanas se han mostrado firmes y estables, lo han hecho gracias a las ventas de semanas pasadas, pero también en base a las esperanzas de que el consumo interno reaccione de forma claramente positiva.

VACUNO

La estabilidad y la firmeza en los precios que viene caracterizando el comportamiento del mercado de las canales de vacuno durante este año parece comenzar a debilitarse, al menos en lo que se refiere a las de las terneras de mayor peso, que esta semana anotan algunos descensos en las lonjas del este de nuestro país. Una situación que parece justificada si tenemos en cuenta que la evolución de los precios de las hembras cruzadas está directamente relacionada con la marcha del consumo interno, y que éste aguarda paciente a la colaboración del aumento proveniente de las zonas turísticas para equilibrar su balance entre producción y consumo.

PORCINO

Nueva subida en el precio del kilo en vivo de cerdo cebado, que debe apreciarse más por su signo que por el avance conseguido, de tan sólo un céntimo. Este resultado alcista, anotado durante las dos últimas semanas, llega para asentar una coyuntura de mercado en la que la escasez de la oferta gobierna la actuación de unos mataderos que, pese a sacrificar un número de cerdos cebados inferior a su capacidad, ven cómo semana tras semana los pesos medios descienden y con ellos se escapa parte de la rentabilidad de su actividad. Las dificultades de semanas pasadas para repercutir sobre la carne las subidas del vivo se adivinan menores, a medida que el verano avance, reduciendo la tasa de engorde en los cebaderos y avivando la demanda interna de este tipo de carne.

El creciente desinterés de la demanda de lechones para cebo, en un mercado que opera a la baja desde un nivel muy elevado, obliga a seguir anotando descensos en los precios de lonja. Descensos que van atenuando su intensidad, más que por un renovado interés de los cebaderos, que tendrán que vender estos animales en el mes de noviembre en una época de mínimos, por la escasez de efectivos de los que dispone la oferta.

CONEJOS, AVES Y HUEVOS

Tras el descenso de la semana pasada, el mercado de la carne de conejo regresa de nuevo a la estabilidad. En adelante, y si las tendencias estacionales se cumplen, los precios deberían, de la mano de la reducción de su oferta, ir en aumento. El único consuelo que tienen los ganaderos, con una cotización que sigue por debajo del coste de producción, es pensar que en estas semanas se opera a un nivel un 15% superior al del año pasado.

La demanda tira de los precios del kilo en vivo de pollo cebado, que suman ya desde el mes de mayo un avance de casi un 20%. El turismo, junto con los ritmos estacionales de producción, configuran un panorama en el que la firmeza seguirá siendo protagonista.

Una demanda que se muestra invariablemente inferior a una producción en fase de aumento configura una coyuntura bajista que afecta de forma especial a los huevos gramajes inferiores.

 
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacta con nosotros

Escribenos y nos pondremos en contacto contigo

Enviando

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?