Ovino

Los precios de los corderos acusan el haber pasado la Semana Santa, y el signo negativo de su reducción aparece de nuevo, aunque por ahora limitado a los tipos de más peso. Los lechales mantienen su valor a duras penas, aprovechando que la meteorología casi invernal de esta primavera demora este año la llegada del aumento estacional de la oferta. Nuestro mercado interno se enfrentará en las próximas semanas al descenso del consumo y, además, a unas importaciones que llegan hasta nuestro país condicionando los precios nacionales. Los corderos pesados, destinados a los mercados exteriores, quedan pendientes de unos embarques que por ahora se desarrollan en cantidad insuficiente para cubrir la oferta existente.

Vacuno

Las hembras cruzadas adolecen del impulso en su demanda que supuso el aumento de consumo en las zonas turísticas durante la pasada Semana Santa, y afrontan un futuro a corto plazo lleno de amenazas y debilidad. El aumento estacional de su oferta llega este año de forma puntual, pero quizá, dada la pesadez del mercado interno de la carne, con más capacidad de la habitual de interferir negativamente en la fijación de los precios. Los machos cruzados aguantan con algo más de holgura, pendientes, como ya va siendo habitual, de unas exportaciones que se espera que aumenten en las próximas semanas.

Porcino

El mercado del porcino ha tardado poco en eliminar los atrasos de la Semana Santa y, aunque el signo de la repetición sigue fijo en los precios, la actual coyuntura de equilibrio se muestra con un resultado incierto en las próximas semanas. En contra de los deseos de revalorización de los ganaderos se desarrolla una oferta que, aunque ajustada en número, no lo es en peso, una situación que podría agravarse ya que los precios actuales admiten la prolongación de los ciclos de engorde y, además, el ganado de reposición cotiza a un nivel muy elevado. El mercado de la carne también colabora con esta situación limitante de las cotizaciones, ya que la meteorología sigue en todo el continente favoreciendo muy poco su consumo. Como, además, las exportaciones siguen este ejercicio en cifras inferiores a las del año pasado y la guerra comercial entre China y Estados Unidos podría traer como primera consecuencia una mayor presión bajista a los mercados internacionales, las dudas se incrementan y el signo positivo de avance de los precios se aleja con ellas.

Los lechones para cebo anotan su quinta semana de repetición consecutiva inmersos en una coyuntura dominada por una oferta nacional muy escasa que debe ser compensada con animales de importación.

Conejos, aves y huevos

El mercado cunícola abunda en la estabilidad con la que se desarrolló el pasado mes de marzo, y anota una nueva repetición, esta vez, más que por su actuación en los últimos días, gracias a la actividad conseguida previamente a la Semana Santa.

La estabilidad en los precios, que por cuarta semana consecutiva llega al mercado de la carne de pollo cebado, es resultado del equilibrio existente entre producción y consumo. Una coyuntura de estabilidad que se espera continúe produciéndose en las próximas semanas.

Los huevos prolongan estables las cotizaciones de finales de marzo a la espera de la reactivación de la demanda interna y poder así comprobar su validez a corto plazo.

 
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacta con nosotros

Escribenos y nos pondremos en contacto contigo

Enviando

©2018 TODOCARNE · Todo lo que se debe saber de la carne · Diseño y desarrollo web por artiSplendore

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?